Tech Zone

X-E3 NOTES - Vera Marmelo

X-E3 NOTES - Vera Marmelo

Vera Marmelo fue una de las testers de la nueva cámara de la familia X, La X-E3. La fotógrafa portuguesa pudo probar la cámara antes de su lanzamiento, durante el último verano. Éstas son sus notas para Fujifilm sobre la cámara, enfocadas en el tipo de trabajo que hace: fotografía de conciertos musicales - y su comparación con la XT2, su cámara habitual.

Mi actividad principal, en lo que a la fotografía se refiere, es el registro de conciertos musicales. Hemos estado en plena temporada de festivales en Portugal y conseguí usar la XE3 en diversos espectáculos, pero también en caminatas a lo largo del día en los lugares donde se celebraban los festivales. Esto incluyó, por supuesto, las peores condiciones de luz posibles y las mejores vistas sobre el océano. Por eso, encontrarás una variedad extraña de imágenes en la selección que hice.

Mi historia con Fuji es la siguiente: Comencé con una X-T1 y ahora uso, para todo mi trabajo, una X-T2. Ambas han sobrevivido a escenarios de todos los tamaños, con iluminación muy buena e iluminación extremadamente mala. han sobrevivido a bodas y sesiones de fotografía, así como a mis viajes, a los trenes lentos en España y al uso del día a día para conseguir la imagen "cool" que refleje la luz de Lisboa para subir en mi Instagram. Por lo tanto, decidí usar la XE3 como uso mi X-T2, es decir, para absolutamente todo.

No soy el tipo de fotógrafa que indica aquella increíble posibilidad que se puede encontrar escondida en el menú de la cámara. Siempre uso la cámara en modo manual y no tengo mucho tiempo para pasar por los menús para cambiar las cosas. Quiero todo en la mano y siempre quiero ver lo que está delante de mí mientras navego en el menú.

Tal vez no me haya dado tiempo suficiente para programar un botón de función adecuado, tal vez debería haber explorado un poco más para encontrar los menús rápidos, pero es así como uso una cámara, no la exploro mucho, solo busco en ella lo que necesito con la menor cantidad de botones posible, algo muy fácil de hacer gracias a la selección hacia arriba y hacia abajo de la cámara, todavía más fácil gracias al joystick que lleva incorporado y con el que me podría casar.

 

 

 

Dicho esto, lo que busqué en la cámara fue:

Enfoque rápido — Me he quedado flipada. He utilizado la cámara con mis lentes de 35mm 1.4 y 50mm 2.0. No creo que sea tan rápida como mi X-T2. O, al menos, descubrí que la pobre cámara estaba un poco perdida, y pensé en que la X-T2 no lo estaría. Fue una vez que estaba tratando de tomar una foto de un DJ mientras pinchaba en medio de un club con una iluminación sólo en rojo y violeta, con poca luz y su ropa era del mismo color que las luces, y con la luz de ayuda conseguí ajustar la falta de definición. Pero puedo decir fácilmente que era muy superior a mi X-T1. Hay diferencias entre las lentes y me gustaría usarla más con la de 50mm 2.0 debido al tamaño de la lente y, por supuesto, a la rapidez de enfoque cuando se acoplan a esta cámara "más pequeña".

 

La ISO y la calidad de la imagen con poca luz — la primera vez que tomé la cámara tuve que subir el ISO a 10 .00, el "lector" RAW todavía no estaba disponible y sólo podía ver el JPG. Teniendo en cuenta el tipo de imágenes que hago y conociendo las dificultades que eso implica, con una luz tan débil, debo decir que, una vez más, me impresionó. Puede faltar un poco de nitidez o tener un poco de grano, sólo para que no sea tan suave, pero, una vez más, es un JPG ISO 10.000 que sale de una cámara que es tan grande como mi mano. Los colores fueron (son siempre) excelentes, directos de la cámara, e incluso cuando hay demasiado rojo he podido hacer alguna magia con el JPG, editándolo en Photoshop o incluso en mi móvil.


Acceso rápido a los comandos y botones —  Estoy acostumbrada a tener acceso rápido al botón ISO.

Tal vez, como mencioné en mi presentación, debería haber buscado más la posibilidad de alcanzar el menú rápido más rápidamente, pero no quiero estar mirando el lado de mi pantalla cuando están sucediendo cosas delante de mí y tampoco quiero estar siempre usando el joystick para alcanzar el ISO que necesito. Pero una vez más, el público destinatario de esta cámara probablemente la usará en un entorno más controlado o incluso con todo automático.

 

Otra cosa que noté, en comparación con la Fuji X-T2, es la dureza de la rueda de velocidad. Siendo una cámara tan pequeña me gusta usarla sólo en una mano, para hacer disparos rápidos de la calle - alzar, mirar, disparar — y fotografiar en el modo manual. Creo que el botón de velocidad debe ser más fácil de girar. Tengo que hacer un movimiento tan difícil con los dedos que el cuerpo de la cámara también se mueve.

 

Tamaño y apariencia de la cámara — Impresionante, podría fácilmente vivir con una cámara pequeña como esta y obtener resultados similares a mi X-T2. Pero de nuevo, mi mano, siendo bastante grande, necesita una mayor adherencia, un poco más de altura en el lado derecho, para que me sienta más cómoda, sabiendo que la mano no va a resbalar y hasta conseguir un poco más de equilibrio con una lente como la 35mm 1.4, que es mucho más pesada que la 2.0 - no puedo imaginar con un zoom. Pero, de nuevo, solo puedo decir que es pequeña, óptima y hermosa.

 

Electronic View Finder (EVF) — Estoy acostumbrada con el de la X-T2 y no conseguí encontrar gran diferencia. Siempre fue rápido y de acuerdo con lo que medí. La ubicación de la pantalla es sólo una cuestión de hábito. Con la X-T2, al estar en el medio, es más fácil cambiar de horizontal a vertical, pero eso es un problema mío y no con la cámara.

 

Touchscreen — Lo encontré por accidente y salté de emoción. Un pequeño "lujo" para la generación "smartphone".

 

No soy la persona más exigente en lo que se refiere a las especificaciones de alta tecnología. Quiero que la cámara responda rápidamente, que actúe rápidamente y que no me haga querer mirar más allá de mi tema. Después de tener una cámara Fujifilm, también quiero el silencio del obturador. Quiero imágenes que destaquen el mejor equilibrio posible y quiero jugar con el color como me apetezca. Navegar con el joystick, siendo capaz de enfocar rápido y de darme la "realidad" de vuelta en el EVF es lo que más me ha gustado. En la X-E3 era casi tan fácil de conseguir todo esto como con mi domesticada y querida X-T2.

 

www.veramarmelo.pt